Plaza de San Pedro

La Piazza San Pietro es una de las plazas más conocidas del mundo. Fue construida por Bernini a mediados del siglo XVII, concretamente entre los años 1656 y 1667, con el apoyo del papa Alejando VII.

Se encuentra situada en la Ciudad del Vaticano y precede a la Basílica de San Pedro. A la plaza se accede desde la Via della Conciliazione, que comienza muy próxima al castelo Sant’Angelo, junto al río Tíber.

La plaza es una gran explanada trapezoidal que se ensancha lateralmente mediante dos pasajes, con forma elíptica. En el interior del recinto, se encuentran dos fuentes, una en cada foco de la elipse, diseñadas por Bernini una y Maderno otra.​

En medio de la plaza se ubicó un monumental obelisco (de 25 metros de alto y 327 toneladas), traído desde Egipto y que estaba situado en el centro del Circo Massimo. En 1586, el Papa Sixto V decidió colocarlo frente a la Basílica de San Pedro en memoria del martirio de San Pedro en el Circo de Nerón. Se le conoce como el testigo mudo, pues junto a este se crucificó al apostol.​

La columnata de Bernini se compone de 284 columnas de travertino de 16 metros cada una, organizadas en cuatro filas. 

Las dimensiones de la plaza son espectaculares: 320 metros de longitud y 240 metros de anchura y capacidad para acoger a más de 300.000 personas.

Cómo llegar a la Plaza de San Pedro del Vaticano

Piazza San Pietro, Ciudad del Vaticano.

Precio

La visita a la Plaza de San Pedro es gratuita.

Transporte

Metro: Ottaviano, línea A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *