Roma Antigua

Rómulo y Remo

Cuenta la leyenda que Ascanio, hijo del héroe y troyano Eneas, fundó en su día la ciudad Alba Longa en la rivera del río Tevere. Entre los descendientes que reinaron esta población, están Numitor y su hermano Amulio. Éste último destronó a Numitor y, para que no tuviera descendencia que le usurpara el trono, condenó a su hija Rea Silvia a ser sacerdotisa para que permaneciese virgen.

Sin embargo, Marte, el dios de la guerra, engendró en Rea Silvia a los mellizos Rómulo y Remo. Cuando nacieron, fueron abandonados y arrojados en una cesta al río Tíber. La corriente los arrastró hasta la zona de las siete colinas, de camino de la desembocadura del Tevere, y fueron rescatados y amamantados por la conocida como loba Luperca o loba capitolina.

La loba se llevó a los hermanos a su guarida en el Monte Palatino hasta que fueron encontrados por un pastor y su mujer, que fueron quienes los criaron.Cuando fueron adultos, y se enteraron de su historia, se vengaron de su tío Amulio y devolvieron el poder de Alba Longa a su abuelo Numitor

Fue entonces cuando decidieron fundar una ciudad en la ribera del Tíber, donde habían sido amamantados por la loba. Sin embargo, los hermanos Rómulo y Remo discutieron sobre el lugar exacto donde debía ser fundado la ciudad, por lo que se lo consultaron al vuelo de las aves, un método utilizado por los etruscos.

Decidieron contar los buitres que avistaban en las siete colinas: los montes Palatino, Aventino, Capitolio, Celio, Quirinal, Esquilino y Viminal. Rómulo vio doce buitres volando sobre la colina palatina, mientras que Remo divisó seis en otra.​

Ante el desencuentro por los buitres que habían visto sobrevolar la zona, Rómulo delimitó una parcela en el monte Palatino para fundar la nueva ciudad y juró que mataría a quien lo traspasara. Remo desobedeció a su hermano y cruzó con la línea, por lo que Rómulo le mató y se proclamó como primer rey de Roma. Este hecho ocurrió en el año 754 a. C. aproximadamente.

Foro Imperial de la Roma Antigua
Foro Imperial

La verdadera historia de Roma

En realidad, la historia de la ciudad se remonta a hace más de 1500 años, concretamente en el siglo VIII a.C. La rivera del Tíber fue habitada por colonias latinas, quienes fundaron pequeñas aldeas. Con el tiempo, llegaron a agruparse hasta convertirse en organizaciones más complejas y organizadas, en las que se designaba un gobernante o rey, una asamblea, su correspondiente senado y se llegaba a crear un ejército.​

En la era de Cristo, Roma ya se había convertido en la capital del Imperio más grande y poderoso del momento. En la Edad Media y tras las invasiones bárbaras, comienza la decadencia de Roma y se transforma en una ciudad de ruinas y poco poblada. La situación no cambiaría hasta casi mil años después.​

En el renacimiento, Roma se transforma en una majestuosa capital, y se convierte nuevamente en la ciudad que había sido una vez. En ella se desarrollaron cientos de movimientos artísticos y culturales, apoyados por sus dirigente y líderes religiosos de esa época.

Es el origen de la época dorada de Roma, en la que aparecen una gran cantidad de artistas de importancia mundial, como Miguel Ángel o Rafael. Además, la iglesia católica ordena la construcción de numerosos templos en toda la ciudad, transformándola así en una capital religiosa, sede de la cristiandad.

El esplendor y la transformación de la ciudad continúa en aumento, con movimientos como el barroco. Hoy en día, Roma es un museo abierto al aire libre, que contrasta sus ruinas arqueológicas de miles de años de antigüedad con los modernos modernos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *