Piazza del Popolo

La Piazza del Popolo es otra de las plazas famosas de Roma. En español su nombre se traduciría como Plaza del Pueblo.

En el lugar donde está hoy el convento de Santa Maria del Popolo, el pueblo de Roma levantó una capilla en 1099, por lo que su nombre podría proveer de ahí. Otra teoría es la abundancia de chopos en la zona, populus en latín.

Piazza del Popolo vista desde el Monte Pincio.
Piazza del Popolo vista desde el Monte Pincio.

Historia de la Piazza del Popolo

La plaza del pueblo se encuentra en la entrada norte de las antiguas Murallas aurelianas, donde antes estaba la Puerta Flaminia y que en época del Imperio Romano había sido la puerta de Roma por excelencia.

La piazza es una gran plaza oval simétrica en el corazón de Roma que ha sufrido muchas modificaciones a lo largo de la historia.

El diseño actual es de estilo neoclásico, de principios del siglo XIX. El arquitecto responsable de la obra demolió algunos edificios para dotar la plaza de dos armoniosos semicírculos.

Un obelisco egipcio dedicado a Ramsés II y traído de Heliópolis, se erige en el centro de la plaza. El obelisco flaminio, como se le conoce en Italia, es uno de los más antiguos y altos de Roma, con 24 metros o 36 si se tiene en cuenta el pedestal.

Inicialmente, en el año 10 aC., el emperador Augustó ordenó ubicarlo en el Circo Máximo. En 1589, el papa Sixto V lo trasladó a la Piazza del Popolo.

Qué ver en Piazza del Popolo

Tres importantes calles nacen en la plaza, formando un conocido tridente: Vía del Babuino a la izquierda, la Vía del Corso en el centro y la Vía di Ripetta a la derecha.

Las iglesias gemelas de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto, ambas del siglo XVII y completadas por Bernini y Carlo Fontana, delimitan el cruce de las calles.

Las iglesias gemelas de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto en Piazza del Popolo
Las iglesias gemelas de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto.

Tras la antigua puerta Flaminia, hoy Puerta del Popolo, comienza la Via Flaminia, que en realidad es la continuación de la Via del Corso. La Via Flaminia cambió de nombre en la Edad media, pasándose a llamar Via Lata, antes de quedarse con el nombre actual de Via del Corso, que finaliza en Piazza Venezia.

Porta del Popolo e iglesia de Santa María del Popolo.
Porta del Popolo y a la derecha iglesia de Santa María del Popolo.

La Vía di Ripetta pasa por el Mausoleo de Augusto y el Ara Pacis, para concluir en el río Tíber, donde hasta el siglo XIX se encontraba el Porto di Ripetta.

La curiosa Vía del Babuino acaba en Piazza di Spagna, que toma su nombre de una escultura conocida con el sobrenombre de El Babuino.

En el lado norte se alza la Porta del Popolo y la iglesia de Santa María del Popolo. La puerta sufrió su última transformación en el siglo XVII, cuando el papa Alejandro VII ordenó adecentarla para recibir a la reina Cristina de Suecia. El diseño corrió a cargo de Bernini.

Jardines del Pincio

Sin embargo, a pesar de ser una plaza preciosa, las mejores vistas de la Piazza del Popolo se obtienen desde los Jardines o Monte Pincio, subiendo por las escaleras de uno de sus laterales. No te los pierdas al atardecer y regresa andando por el Viale della Trinità dei Monti hasta la parte superior de la Piazza di Spagna.

Mirador de los Jardines del Pincio
Mirador de los Jardines del Pincio.

Cómo llegar a Piazza del Popolo

La mejor forma de llegar es a través de la Via del Corso, de la Via del Babuino desde Piazza di Spagna o bajando del monte Pincio, tras haberla visto desde la parte superior.

Transporte

Metro: línea A parada Flaminio- Piazza del Popolo.
Tranvía:  línea 2 parada Flaminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *