Palatino

Palatino de Roma
El Palatino visto desde el aire.

El monte Palatino es la más céntrica de las siete colinas de Roma, y la de menor elevación; se alza 50 m sobre el Foro Romano, quedando entre éste y el Circo Máximo.​

El Palatino es una de las zonas más antiguas de la ciudad de Roma, y se cree que estuvo habitado desde el año 1000 a.C.

Mezcla de leyenda y realidad, la colina del Palatino es uno de los lugares más fascinantes de la ciudad. Considerado un museo abierto al aire libre, es la cuna de la capital italiana.

Los vestigios del pasado están inmersos en el verde de la rica vegetación que se extiende sobre la colina. Las panorámicas del área arqueológica son uno de los grandes espectáculos de la visita al Palatino.​

Historia del Palatino

Según la mitología, el Palatino era el lugar donde estaba la cueva de Luperca, la loba que amamantó a Rómulo y Remo. Cuenta la leyenda que Fáustulo fue el pastor que los encontró y crió junto a su esposa Aca Larentia. Cuando crecieron, mataron a su tío abuelo, que había quitado el trono a su abuelo, y decidieron erigir una nueva ciudad a las orillas del río Tíber, en la colina Palatina. Tras una fuerte discusión, Rómulo mató a Remo. Arrepentido, a su nueva ciudad la llamaría Roma, en memoria de su hermano

Durante la época del Imperio, el Palatino fue la residencia oficial de los emperadores romanos, que construyeron suntuosos palacios.​

Qué visitar en el Palatino

Lo más interesante a la hora de visitar el Palatino es dar un agradable paseo por todo el terreno y visitar la infinidad de restos de las imponentes edificaciones que fueron construidas por la alta sociedad romana.​

Hay dos entradas al recinto, una cerca del Arco de Tito en el foro romano y otra en Via di San Gregorio, la calle que queda justo detrás del Arco de Constantino.​

El conjunto monumental es impresionante, pero algunos de los puntos que merecen una atención especial son:

  • El palacio de Domiciano era el principal complejo imperial en el Monte Palatino. Los emperadores Flavios (Vespasiano, Tito y Domiciano) encargaron su construcción como residencia privada, pero también la empleó con funciones públicas. Los restos excavados demuestran su gran extensión. Estaba compuesto de tres partes: la Domus Flavia, la Domus Augustana y el Estadio palatino.
  • Domus Flavia: fue construido en el año 81 a.C. por encargo del emperador Domiciano. La Domus Flavia era la parte pública y oficial del Palacio de emperador.
  • Domus Augustana: La otra mitad del complejo de la Domus Flavia está ocupada por la zona privada del emperador. La Domus Augustana fue construida para ser la residencia particular de Octavio Augusto. La casa consta de dos niveles que aún conserva los preciados frescos que decoraban sus paredes.
  • Hipódromo de Domiciano o el Estadio palatino: era un recinto con forma de circo. Se desconoce si se desarrollaron carreras pedestres o competiciones, o simplemente era un espacio de ocio o jardín, remanso de tranquilidad para los emperadores.
  • Casa de Livia: la casa de la esposa de Augusto es uno de los edificios mejor conservados del Palatino. Construida en el siglo I a.C., gracias a su buen estado de conservación, permite distinguir muchos elementos de la ornamentación, tanto en mosaicos como en paredes y frescos.
  • Jardines Farnesio: se crearon en el siglo XVI sobre los restos del palacio de Tiberio, y son consideraros los primeros jardines botánicos del mundo.
  • Museo Palatino: En este pequeño museo contiene esculturas, mosaicos, frescos y otros objetos hallados durante las excavaciones llevadas a cabo en el Palatino.
Palatino en la antigüedad
Cómo era el Palatino en la Antigua Roma

Ubicación

Via di San Gregorio, 30, 00100 Roma. Espacio entre Foro, Coliseo y Circo Romano.

​Horario

Todos los días desde las 8:30 hasta una hora antes de la puesta de sol.
Cerrado 25 de diciembre.

Para evitar colas, os recomendamos llegar a primera hora de la mañana o bien acceder al recinto a través de la entrada del Palatino, ya que suele haber menos gente y la entrada es combinada para el Coliseo+Foro+Palatino.

Precio

Entrada combinada para el Coliseo, el Foro y el Palatino:
Adultos: 12€.
Ciudadanos de la Unión Europea entre 18 y 25 años: 7,50€.
Menores de 17 años pertenecientes a la UE: entrada gratuita.

El primero domingo de cada mes el Coliseo de Roma es gratuito y la entrada no puede ser reservada

Transporte

Metro: Colosseo, línea B.

Horarios

Abre sus puertas a partir de la 8:30 hasta las 16:30 en invierno y hasta las 19:15 en verano.

Permanece cerrado el 25 de diciembre, el 1 de enero, los Viernes Santos y el 1 de mayo.

Precios

Entrada regular: € 12,00
Tarifa reducida: € 7,50 (para ciudadanos de la U. E. entre 18 y 24 años)
Entrada gratuita: para ciudadanos de la U. E. hasta los 18 y mas de 65 años

Las taquillas las cierran una hora antes y si hay eventos especiales es posible que debas pagar un poco más.

Visita guiada Coliseo+Foro+Palatino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *