Museos Vaticanos

Visitar los Museos Vaticanos es hacer un largo viaje a través de más de veinte siglos.​

​El origen de los Museos Vaticanos se remonta a 1503 a partir de las obras de arte que de manera privada tenía el cardenal Giuliano della Rovere, que cuando fue escogido Papa, con el nombre de Julio II, trasladó su colección al Patio del Belvedere de Inocencio VIII en un gran jardín que se adornó con algunas esculturas, hoy conocido bajo el nombre de Patio Octógono: el Apolo de Belvedere, la Venus Feliz, el Río Nilo, el Río Tíber, la Ariadna dormida y Laocoonte y sus hijos.​

Escalera de acceso, en el interior de los Museos Vaticanos.

La escultura de Laocoonte, personaje de la mitología griega, fue encontrada en enero de 1506 en la Domus Aurea de Nerón, en la colina romana del Esquilino. Se trata de una de las estatuas más famosas de la antigüedad.​

Laocoonte y sus hijos

Se construyeron nuevos edificios y pasadizos para unirlos a los anteriormente edificados. Con el paso del tiempo, y la llegada al poder de nuevos papas, se fueron desarrollando y ampliando hasta formar los actuales museos.

Los fondos de arte fueron creciendo gracias a la tradición de las grandes familias italianas de formar colecciones, ya que luego eran las que tenían entre sus miembros, cardenales que llegaban al pontificado.

Por otra parte, las colecciones de obras de arte se enriquecieron y aumentaron gracias a todos los tesoros de las catacumbas romanas, las obras de la Basílica de San Pedro y de las de San Juan de Letrán, así como de todas las excavaciones arqueológicas realizadas en suelo romano, ya que los terrenos donde está situada la Ciudad del Vaticano, fueron ocupados por los etruscos y posteriormente por el Imperio romano.​

En esta zona, llamada Jardines de Nerón sufrió martirio san Pedro, y Constantino I el Grande, después de su conversión al cristianismo, hizo construir una basílica hacia el año 326.​


Patio de la Piña, en los Museos Vaticanos.

¿Qué ver en los Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos cuenta con más de 70.000 objetos expuestos sobre una extensión de 42.000 metros², por lo que es aconsejable saber qué se desea ver para que la visita no sea muy extensa. La media de visitantes de los Museos Vaticanos es de unos 30.000 al día

Los Museos:

  • La Pinacoteca Vaticana: contiene obras de pintores como Giotto, Leonardo, Rafael y Caravaggio.
  • La Colección de arte religioso moderna: recoge obras de artistas como Francis Bacon, Carlo Carrà, Marc Chagall, Salvador Dalí, Giorgio de Chirico, Felice Mina, Paul Gauguin, Wassily Kandinsky, Henri Matisse y Vincent van Gogh.
  • El Museo Pío-Clementino: el museo alberga esculturas griegas y romanas antiguas.
  • Museo Etnológico Misionero: Contiene obras de arte de todas las misiones pontificias del mundo, entre las que se incluyen objetos procedentes del Tíbet, Indonesia, India, Extremo Oriente, África y América.
  • El Museo Egipcio: fundado por el Papa Gregorio XVI, alberga una vasta colección de restos del antiguo Egipto incluyendo papiros, momias, el famoso Libro de los muertos y la Colección Grassi.
  • El Museo Etrusco: dispone de ocho galerías y alberga restos de época etrusca, provenientes de excavaciones arqueológicas. Se encuentran jarrones, sarcófagos, bronces y la famosa Colección Guglielmi.
  • El Museo Pío Cristiano y El Museo Gregoriano Profano.
  • El Pabellón de las Carrozas, que conserva algunos de los vehículos con los que se desplazaban los papas en el pasado. Forma parte del Museo Histórico Vaticano, cuya sede principal se encuentra en el Palacio del Laterano.
  • El Museo Filatélico y Numismático.
  • El Museo de la Biblioteca Apostólica Vaticana.
  • El Museo Chiaramonti está compuesto por:
    • La Galería Chiaromonti, donde se exponen numerosas esculturas, sarcófagos y frisos.
    • La nueva ala, llamada Braccio Nuovo, construida por Raffaele Stern, que alberga célebres estatuas.
    • La Galería Lapidaria, que contiene más de 3.000 piezas de inscripciones, epígrafes y monumentos, que representan la colección más grande del mundo de este tipo. Se abre a visitas sólo bajo petición, generalmente por motivos de estudio.

Los Palacios Vaticanos:

  • Las Galerías:
    • La Galería de los Candelabros
    • La Galería de los Tapices
    • La Galería de los Mapas Geográficos
  • Las Capillas:
    • La Capilla Sixtina
    • La Capilla Nicolina
    • La Capilla de Urbano VIII
  • Las Estancias o Salas:
    • La Sala de la biga
    • El Apartamento de San Pío V
    • La Sala Sobieski
    • La Sala de la Inmaculada
    • Las Estancias de Rafael
    • La Logia de Rafael
    • La Sala de los Claroscuros
    • El Apartamento Borgia

Información general​

Días y horarios de apertura

De lunes a sábado: 9:00 – 18:00 h. (último acceso 16:00 h).
Cada último domingo del mes: gratuito de 9:00 – 14:00 h (último acceso 12:30 h).

Cerrado el resto de domingos, 1 y 6 de enero, 11 de febrero, 19 de marzo, 12 y 13 de abril, 1 y 21 de mayo, 11 y 29 de junio, 15 de agosto, 8, 25 y 26 de diciembre.

Precio de la visita libre a los Museos y a la Capilla Sixtina

Entrada general: 16,00 €

Entrada reducida: 8,00 €. 

Más información en la página oficial de los Museos Vaticanos.

Evitar colas

La cola de acceso a los Museos Vaticanos es con diferencia la más pesada de Roma. Por ello, te damos varias recomendaciones para evitarlas

La primera opción es llevar reservada la entrada a través de la página del Vaticano, que conlleva un incremento de 4€. Comprar aquí. ​

Los últimos domingos de cada mes es gratuita, por lo que suele ser cuando más cola se forma. También es recomendable evitar los fines de semana, sobre todo en temporada alta, que puede superar las 2 horas.​

Lo más recomendable, es acceder al mediodía, sobre las 13h, ya que es el momento del día que menos personas intentan acceder al edificio. ​

Es importante saber que el último pase es a las 16:00h, y la visita es extensa, por lo que se recomienda visitarla con rapidez o evitar llegar tan tarde a los museos. ​

Indumentaria

La entrada en los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina, la Basílica de San Pedro y los Jardines Vaticanos sólo se permite a los visitantes vestidos decorosamente. No se admiten prendas sin mangas y/o escotadas, ni pantalones cortos, minifaldas o gorras.  

Cómo llegar a los Museos Vaticanos

Viale Vaticano s/n, 00165 Roma

Metro: Cipro-Musei Vaticani o Ottaviano, línea A (naranja).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *