Fontana di Trevi

La Fontana di Trevi es la fuente más famosa de Roma. Siempre abarrotada de turistas sentados en sus escaleras mientras observan su inmensidad y se deciden a lanzar una moneda.

La fuente más emblemática de Roma. La más bonita. Las más grande de la ciudad, con unas dimensiones de 20 metros de ancho por 26 metros de alto.

Mientras callejeas por las calles más próximas para aproximarte a este enclave, no te puedes imaginar que de repente, aparece esta monumental fuente.

Fontana di Trevi
Fontana di Trevi vista desde un lateral.

Historia

La Fontana di Trevi está situada en el cruce de tres calles del barrio del Quirinale, en el punto de cruce del Acqua Vergine, uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a la ciudad.

Con la supuesta ayuda de la Virgen, los romanos localizaron una fuente de agua pura a 22 km de la ciudad y que se escenifica en la actual fachada de la fuente. El agua corría por el acueducto más corto de Roma hasta los Baños de Agripa y fue usada durante más de 400 años.

El golpe de gracia a la vida urbana de la Roma fue la rotura de los acueductos por los asediadores godos en el año 537 d.C. Los romanos se vieron obligados a sacar el agua de pozos contaminados y del río Tíber, usado como cloaca.

La costumbre romana de construir una bella y hermosa fuente al final de los acueductos que traían agua a la ciudad, fue resucitada con el Renacimiento.

Así, en el año 1453, el papa Nicolás V construyó una simple pila para anunciar la llegada del agua del acueducto Agua Virgo.

En 1629, el papa Urbano VIII pidió a Gian Lorenzo Bernini que proyectara una nueva fuente al considerar que la existente era muy sosa. Pero el proyecto fue abandonado con su muerte. La contribución del artista fue cambiar la ubicación de la fuente al lado contrario de la plaza para que quedase frente al palacio del Quirinal (de forma que el papa también pudiese verla y disfrutarla).

Pero el proyecto de Bernini fue desechado en favor del de Nicola Salvi. Los concursos arquitectónicos se habían puesto de moda durante el Barroco para rediseñar los edificios, fuentes o la misma Piazza di Spagna. En 1730, el papa Clemente XII organizó un concurso en el que Salvi perdió, pero a pesar de lo cual, le asignó el encargo.

Fontana di Trevi de noche
Fontana di Trevi vista de noche

Iconografía

El telón de fondo de la fuente es el Palazzo Poli, al que se le adosa una nueva fachada de dos plantas, con gigantes pilastras corintias.

Domando las aguas es el tema del proyecto que se extiende hacia delante, mezclando agua y roca tallada, hasta llenar la pequeña plaza. Dos tritones guían una carroza con forma de concha de Océano, domando sendos hipocampos.

En el centro está Océano y sobrepuesto un arco del triunfo. En los nichos que le flanquean, las estatuas de Abundancia, que vierte agua de su urna, y de Salubridad, que sostiene una copa de la que bebe una serpiente.

En la parte superior, unos bajorrelieves ilustran el origen romano de los acueductos. Los tritones y los hipocampos proporcionan equilibrio simétrico, las dos facetas del mar, el mar agitado y el mar pacífico.

Salvi murió en el año 1751, sin terminar la obra, pero se aseguró de que nadie es agenciara la autoría. Por ello, escondió su firma tras una vasija esculpida.

Fontana di Trevi
Detalle de la Fontana di Trevi.

La Fontana de Trevi fue terminada finalmente en 1762 por Giovanni Pannini, quien sustituyó las suaves alegorías existentes por esculturas planas de Agripa y Trivia, la diosa romana.

El mito de la Fontana de Trevi

La imagen que se suele ver en la plaza es la de los turistas lanzando una moneda de espaldas a la Fontana. ¿ Pero por qué siempre hay gente haciéndose esa foto?

El mito nació en 1954 con la película Tres monedas en la fuente, en la que comenta que si arrojas una moneda: volverás a Roma. Si arrojas dos, encontrarás el amor con un italiana (o italiano). Si arrojas tres, te casarás con la persona que conociste.

Pero no vale lanzarla de cualquier manera, se debe hacer con la mano derecha sobre el hombro izquierdo.

Cada año se extrae más de un millón de euros de las donaciones de los turistas. Desde el año 2007, lo recaudado se destina a fines sociales.

El cine y la fuente

En la película La dolce vita, Anita Ekberg y Marcello Mastroianni protagonizaron el baño más conocido en sus aguas. En Vacaciones en Roma, Gregory Peck inmortalizó el corte de pelo de la entonces desconocida Audrey Hepburn.

La Fontana de noche

Si tienes oportunidad, no dudes en pasear por la plaza de la Fontana de madrugada, cuando no hay nadie. Si no se te va a hacer tarde en la calle, levántate muy temprano cuando amanece. No olvidarás nunca esa sensación.

Fontana di Trevi de noche
La Fontana di Trevi de noche.

Cómo llegar a la Fontana di Trevi

Ubicación

Piazza di Trevi. 00187, Roma.

Transporte

Metro: Barberini, línea A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *