Florencia, cuna del arte

Cuando uno viaja a una ciudad de Italia, quiere aprovechar para visitar las que estén más cerca. ¿Quién quiere irse del país sin haberse acercado a Florencia? Incluso Pisa! Ir a Venecia, Roma, Nápoles… son trayectos muy comunes entre los turistas que visitan Italia.

Muchos turistas viajan durante una semana o 10 días por Italia y toman tren para moverse entre ellas y aprovechar al máximo tiempo.

Te propongo varios planes para conocer Florencia, según te quedes uno o dos días.

Florencia en La Toscana
Vista panorámica de Florencia.

Qué ver en Florencia en un día

Florencia es una de las ciudades italianas más famosas y visitadas después de Roma y Venecia. Seguramente llegarás en tren a la central florentina de Santa Maria Novella o al Aeropuerto de Florencia.

Basílica de Santa Maria Novella

Basílica de Santa Maria Novella

Si llegas en tren, te recomiendo que pases por el hotel a dejar las maletas o visites ya la Basílica de Santa Maria Novella, una de las iglesias más importantes y templo principal de los dominicos en Florencia.

Su precioso y cuidado interior está cubierto de frescos que reflejan la vida cotidiana de Florencia en la alta Edad Media. Las obras más importante son La Trinidad de Masaccio y el Crucifijo de Brunelleschi. Sus horarios son muy diferentes y reducidos en cada época del año, por lo que si te interesa visitarla, infórmate.

Catedral de Santa Maria del Fiore

La catedral, más conocida como Duomo por la plaza en la que está ubicada, Piazza del Duomo, es una de las iglesias más grandes y conocidas de Italia. La construcción de Santa María de las Flores comenzó en el año 1296 y duró 72 años.

Su preciosa fachada de mármol blanco y verde, con su enorme cúpula de 45 metros de diámetro y 100 de alto, el Campanile y el Batisterio di San Giovanni, determinan la grandeza de la ciudad. Lo mejor, la silueta que deja en el centro de la ciudad.

Catedral de Santa Maria del Fiore o Duomo
Piazza del Duomo de Florencia.

La cúpula fue construida por Filippo Brunelleschi un siglo después de la finalización de la catedral, y tardó 14 años. La decoración interior son escenas del Juicio Final. Cerca de la entrada se baja a la cripta donde se puede ver su tumba.

No dejes de subir a la cúpula de la catedral. 463 escalones que te llevan a un precioso mirador de 360 grados sobre la ciudad de Florencia.

Catedral de Santa Maria del Fiore o Duomo
Vista panorámica de Florencia.

Fontana del Porcellino

Porcellino de Florencia
Porcellino.

La Fontana del Porcellino es otro de los míticos monumentos. Se trata de un jabalí de bronce, ubicado en la plaza del mercado nuovo. Parada obligatoria.

La tradición popular dice que tocar la nariz del  Porcellino  trae buena suerte. Se debe poner una moneda en la boca después de haber frotado la nariz del jabalí y pedir un deseo. Déjala caer y si la moneda va por debajo de la reja (por donde se va el agua) traerá buena suerte.

Piazza della Signoria

Piazza della Signoria en Florencia
Palazzo Vecchio en la Piazza della Signoria.

La Piazza della Signoria es la plaza más importante y concurrida de Florencia. Durante el Imperio Romano, la piazza contaba con una instalación termal. En la Edad Media, las termas desaparecieron y fueron instalándose artesanos en la zona. En el siglo XIII, adoptó la forma actual y fue pavimentada.

En la plaza se encuentra un pequeño museo al aire libre, la Logia dei Lanzi o della Signoria. En los soportales, se alzan diversas esculturas como El Rapto de las Sabinas o Perseo con la cabeza de Medusa. La Fuente de Neptuno en el centro de la plaza y la estatua ecuestre de Cosme I son otros de los monumentos más conocidos.

El Palazzo Vecchio es el edificio más característico de la plaza. En su entrada se hallan las esculturas de Adán y Eva, una réplica del David de Miguel Ángel y Hércules y Caco.

Otros edificios que deben conocerse son el Palacio Uguccioni y el Tribunal de las Mercancías, donde se pueden ver los escudos de 21 gremios.

Galería de los Uffizi

Galería de los Uffizi en Florencia

La Galería de los Uffizi es una de las mayores pinacotecas del mundo. La parte más conocida es aquella referente al renacimiento italiano, con obras de Botticelli, da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano. Algunas de sus obras más famosas son El Nacimiento de Venus de Botticelli, la Adoración de los Magos y la Anunciación, ambas de Leonardo da Vinci.

Se trata de una visita larga o corta, como tú quieras que sea. Si tienes poco tiempo y te interesa mucho visitar la galería, te recomendamos que lleves la entrada comprada (las colas son eternas) y visites en una hora aquellas obras que te interesan.

Otra forma es acceder al edificio en las horas menos transitadas, como las 16:00 horas.

Seguramente ya sea la hora de comer. Debes decidir dónde quieres hacerlo, aunque las opciones son muchas y variadas, y todas deliciosas.

Ponte Vecchio

El Ponte Vecchio es una de las imágenes más representativas de Florencia. Sus orígenes se remontan al siglo XIV, siendo el puente de piedra más antiguo de Europa.

En aquel entonces y hasta el siglo XVI, las casas colgantes estuvieron ocupadas por carniceros y matarifes. Debido al mal olor que desprendía, y tras el traslado de la corte al Palacio Pitti, Fernando I ordenó cerrarlas. Desde entonces, están ocupadas por joyeros y orfebres.

Durante la II Guerra Mundial, fue el único puente de Florencia que no fue destruido por las tropas alemanas.

Ponte Vecchio en Florencia.
Maravilloso Ponte Vecchio.

Iglesia de Santa Croce

La Iglesia de Santa Croce es la iglesia franciscana más grande del mundo, aunque en Florencia es superada por la catedral.

La construcción de la iglesia comenzó en el siglo XIII, donde años antes se construyó una capilla para conmemorar la muerte de San Francisco de Asís. De su interior destacan las esculturas y las pinturas que adornan las paredes de sus capillas, con frescos de artistas como Giotto, Brunelleschi o Donatello.

Iglesia de Santa Croce en Florencia.

Galleria dell´Accademia

La Galería de la Academia es el segundo museo más visitado de la ciudad y el motivo principal es la obra maestra de Miguel Ángel, el David.

Es una escultura de mármol blanco que representa a David antes de enfrentarse a Goliat. Realizada entre 1501 y 1504, mide 5´17 metros de alto.

Al finalizarse, fue expuesta en la entrada del Palazzo Vecchio en la Piazza della Signoria; pero para protegerla de las inclemencias del tiempo, fue trasladada a su ubicación actual a finales del siglo XIX.

Recuerda que deberías llevar comprada la entrada con anterioridad para evitar esperas, dado que al igual que Los Uffizi, las esperas son largas.

En un día, este sería el recorrido que te daría tiempo a visitar. Si estuvieras interesado en entrar al Palacio Pitti u otra galería de arte, debes priorizarlo y dejar a un lado algunos de los monumentos mencionados.

Tours por Florencia

Otra gran opción para familiarizarse con la ciudad, es hacer alguno de los tours que se ofrecen para conocer Florencia y tener así otro punto de vista con su historia, su cultura y los rincones más emblemáticos de la misma. Un excelente plan es una visita guiada por la ciudad y las entradas de los principales museos, Academia y Uffizi (y además evitar las colas).

Florencia en dos días

Si tienes previsto estar más de un día en Florencia, nuestra recomendación sería: o bien pasar un día más en la ciudad y visitar el Palacio Pitti y otros lugares de interés que te hayan quedado pendiente. Incluso acercarte al precioso pueblo vecino San Gimignano. O bien conocer algún otro municipio como Pisa, Siena, Chianti, Asís o Cinque Terre.

Son excursiones de un día a lugares increíbles que merece la pena y así conocer un poco más la preciosa Toscana. Lo más cómodo es contratar los servicios de un tour.

Dónde dormir en Florencia

Florencia es una ciudad cara, por lo que la mejor opción para dormir solo la puedes decidir tú. Eso sí, te recomendaría que te quedaras lo más céntrico posible.

Booking.com

Cómo ir de Roma a Florencia

Para ir a Florencia desde Roma, las opciones son tres: autobús, tren o coche. También se podría ir en avión pero dado el coste del billete y el tiempo invertido, no merece la pena. No obstante, es una decisión muy personal y cualquiera es perfecta para las circunstancias de cada uno. Hay que recorrer 280 km, y debe valorarse cual es la mejor.

En tren a Florencia

El tren es el transporte más rápido para ir a Florencia desde Roma, sin lugar a dudas. Desde la estación de Termini, constantemente salen trenes para ir de Roma a la estación de Florencia Santa Maria Novella. 

Los billetes se pueden comprar en la web de Trenitalia o en las máquinas y taquillas de la estación. No suele haber problemas de reserva, pero si se puede comprar con antelación, mejor. En cuanto al precio, suele ser a partir de 24 euros.

La duración del trayecto depende del tipo de tren y trayecto. Los más rápidos, tardan una hora y veinte minutos aproximadamente. Hay una opción mucho más económica, que son otro tipo de trayectos y que tardan 3 y 4 horas, por lo que ya depende del tiempo y dinero que desee invertir cada uno.

Otra opción, es contratar una excursión ya programada y dejarte llevar.

En coche a Florencia

Viajar a Florencia en coche es la opción más cómoda en cuanto a la libertad que ofrece.

Viajar por la Toscana y sus pueblos es otro de los atractivos que ofrece el moverse en coche. Todos los pueblos merecen la pena igual que sus paisajes: Siena, Pisa, Viterbo, Orvieto…

Pero viajar en automóvil no es económico. El alquiler de un vehículo, y siempre en función de la compañía, el tipo de coche y la temporada, puede oscilar entre 30 y 60 euros el día. La gasolina en Italia es cara y al igual que los peajes. El estacionamiento es otro de los puntos a tener en cuenta, sobre todo en el centro de Florencia, un espacio limitado al tráfico.

A Florencia en autobús

Ir en autobús a Florencia es otra opción excelente. Quizás sea la más económica, pero el tren es más rápido y más cómodo.

La empresa alemana Flixbus ofrece tickets desde 7’90 euros el trayecto de 3 horas y media.

2 Comments

  • María

    Acabamos de volver de Roma y Florencia y me estaba acordando de vuestra recomendación de comprar las entradas por adelantado. Qué desastre!!! Dos horas de cola en Los Uffizi!!!!!! Y yo no las había comprado! Gracias por todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *